Buscar este blog

miércoles, 29 de julio de 2020

Batalla de las Guerras Médicas V


Reordenación de la derecha persa:

Continuando con la reseña, podemos en esta imagen apreciar cómo la derecha persa, manteniendo la ofensiva en su flanco, ha conseguido al mismo tiempo reorganizarse. En la parte más inferior de la ilustración, a la derecha, los carros han entrado en contacto con la infantería auxiliar macedonia en un combate muy igualado de final incierto. Afortunadamente para ellos son apoyados por caballería ligera en su extremo norte.

Más a la izquierda, la segunda línea de caballería de reserva de este flanco, lista para entrar en acción donde el mando decida, lo cual veremos en las siguientes fotografías.


Perspectiva desde el Sur:

Desde el otro extremo del tablero, perspectiva del enfrentamiento de caballerías. De izquierda a derecha, en primer lugar, la segunda línea de caballería macedonia, fresca y lista para embestir. A continuación el resto de la primera línea de la caballería ligera persa que mantiene por el momento la posición dificultando el avance de la primera línea de caballería griega. Este esfuerzo supuso a la larga la victoria para su bando al no conseguir los macedonios perforar este flanco.

Ya más a la derecha, la segunda línea de caballería media-pesada persa iniciando el trote a la carga del enemigo. A su espalda, las caballerías ligeras de la primera línea que en su momento fueron rechazadas y se encuentran reorganizándose al lado de la infantería pesada, a retaguardia.


Vuelta al flanco Norte:

Los carros persas han perdido la mitad de su fuerza, aunque han debilitado de forma importante también a los auxiliares griegos. Digamos que en este punto el combate está igualado, con ligera ventaja griega, pero dependiendo de los combates secundarios que se producen alrededor.

A los elefantes les ha pasado algo parecido, y también es un poco pronto para conocer el resultado definitivo de este flanco.


Reordenación del flanco derecho macedonio:

En un magistral empleo de las órdenes, el flanco derecho griego se reorganiza para lanzar el embite final. Una magnífica y extensa línea de infantería en el centro y caballería a su derecha que inician el asalto del centro-izquierda persa. Una estupenda imagen del lado Sur de la partida justo antes del encuentro decisorio en el sector Sur de la batalla.

Hemos dibujado la línea de demarcación o de contacto de ambos ejércitos para una mejor comprensión de la situación.


Y volviendo al Norte de la mesa, encontramos mucho más definido el combate con el inicio de una ligera ventaja persa que finalmente ha lanzado su caballería de reserva contra los auxiliares griegos que amenazaban su flanco derecho. En el resto del sector, tanto los elefantes como los carros han obtenido cierto empuje que está acabando con la infantería macedonia hasta el punto de que alguna caballería ligera ha sido enviada desde el otro extremo del campo para intentar evitar que la caballería ligera persa envuelva definitivamente el centro-izquierda macedonio, como podemos apreciar en la imagen.


Y para cerrar esta entrada, una perspectiva general del campo de batalla comentada "in situ" con los detalles más relevantes del momento.

Espero que os haya gustado y que en un par de entradas más podamos dar por reseñada esta excelente partida.

Un saludo a tod@s.

viernes, 24 de julio de 2020

Batalla de las Guerras Médicas IV



Continuando con la reseña que nos ocupa, incluimos aquí una imagen del impresionante centro macedonio. Los escaramuzadores en su frente corresponden con los hostigadores persas que, intentando mantener la distancia, incordian constantemente a las falanges griegas con sus flechas.

En la parte superior de la imagen, la infantería media griega se encuentra a punto de entrar en combate con los elefantes y los carros persas.


Un plano general de la batalla desde el Sur, donde podemos apreciar el combate de caballerías de este flanco. Dos líneas a la izquierda (1 y 2), de caballería media y pesada griega, bastante poderosas, y delante suyo, a la derecha, las dos líneas de caballerías persas (3 y 4), en desventaja puesto que la primera línea es de caballería ligera y no son enemigos para los griegos que se acercan.


Detalle del flanco Sur y de los importantes combates de caballerías que se dieron en este sector.

Sorprendentemente la caballería ligera persa acabará haciendo un gran papel y aguantando, muy convenientemente para su bando, la presión de los macedonios, de forma que cuando el combate ya comenzaba a incluir a la segunda línea de caballería pesada persa, los griegos ya estaban bastante cansados, desorganizados, y convenientemente reducidos en sus efectivos.


El mismo instante en el flanco Norte. En esta imagen vemos cómo la derecha persa se disgrega hasta en 3 grupos para atender a las diversas amenazas que debe resolver. No aparece la infantería griega que pretende flanquear a la línea persa, y que se encuentra frente a la caballería ligera de la parte más inferior de la imagen.

Sí que se aprecia un primer contingente con los carros y los elefantes persas que inician cuerpo a cuerpo contra la infantería macedonia, un segundo grupo de caballería ligera que gira a la derecha para neutralizar el flanqueo de los griegos, y un tercer grupo de caballería más retrasado, que parecería realizar funciones de reserva por el momento, a la espera de ver cómo se resuelven los dos episodios mencionados.


La misma situación desde un punto de vista un poco más retrasado y con menor elevación, para poder apreciar mejor ciertos detalles, en especial las figuras empleadas en la partida.


Imagen desde el centro retrasado de la línea persa, enfocando hacia el Norte, su ala derecha. En el círculo, la principal jugada persa, sus mejores tropas (elefantes y carros), enzarzadas en lucha con cierta ventaja contra los auxiliares griegos. Si son capaces de imponerse en este punto, seguramente ganarán la partida. Siempre, por supuesto, que el resto de la línea persa aguante, como así fué.


En esta última imagen de la entrada intentaremos explicar la situación con cierto detalle:

24.1 Las levas persas, que a falta de mejor utilidad, se han encargado de proteger el campamento.

24.2 El flanco Norte de la batalla, donde las tropas ligeras griegas han intentado envolver el flanco derecho persa, que afortunadamente para ellos, ha podido emplear caballería suficiente como para neutralizar esta importante amenaza.

24.3a El centro derecha persa, con los más importantes combates que ya hemos mencionado: elefantes apoyados por infantería media, y carros persas contra los auxiliares griegos. El punto crucial de la batalla, y en el momento más importante.

24.3b Las primeras infanterías griegas rechazadas en este sector, avance de lo que puede ser el inicio de la definitiva penetración persa.

24.4 Todo el centro del campo de batalla. El lento avance de la pesada infantería griega no parece preocupar a la infantería persa que, pacientemente, la espera sin avanzar por el momento a su encuentro.

24.5a Las dos primeras líneas de caballería de ambos bandos todavía enzarzadas en su combate cuerpo a cuerpo particular. En este momento, aunque no lo parezca, los persas están aguantando muy firmemente la carga griega. Las posteriores embestidas macedonias por este flanco no tendrán éxito y finalmente no podrán no ya penetrar, sino reducir la fuerza persa en este sector, y por tanto atacar por el flanco a la infantería persa.

24.6 La segunda línea de caballería (media) persa y tras suyo, la primera línea de caballería ligera que acaba de hacer un movimiento de huía del que pronto se repondrá, volviendo al combate.

Llegados a este punto, cerramos esta entrada por hoy y os emplazamos a la próxima que podrá ser, perfectamente, durante la semana que viene.

Un cordial saludo a tod@s.

martes, 7 de julio de 2020

Batalla de las Guerras Médicas III


Retomamos la reseña de la macro-partida de L'Art de la Guerre con una imagen del punto en que lo dejamos en la entrada anterior, pero con una mejor y más completa perspectiva del lateral Norte de la batalla, donde podemos observar perfectamente el intento de envolvimiento que la izquierda macedonia inicia por ese flanco.

Para contrarrestarlo, los persas han destacado a su caballería ligera del mando de su derecha. Si fuera necesario disponen además de otro contingente de caballería media en segunda línea de apoyo, lo que aseguraría el impedimento de la maniobra enemiga sin tener que dedicar el resto del mando (carros y elefantes, que mantienen su cometido original mucho más importante), para atender esta eventualidad.


Como era de preveer, y como se puede apreciar perfectamente en esta imagen, el mayor tamaño de la línea persa permite envolver al ejército macedonio casi en su totalidad, al menos por uno de sus flancos.

Quizás si el despliegue de los griegos no hubiera dejado ese enorme espacio a su izquierda, hábilmente empleado por las que quizás sean las más agresivas tropas persas, el resultado hubiera sido otro, o al menos no hubiera permitido tan fácilmente la incursión persa que claramente se aprecia por la banda Norte de la mesa.

Esto me recuerda lo que alguien me dijo en su momento, y es que el despliegue inicial de una partida (aplicable a batallas reales), es la mitad del resultado final, si no todo él. Dicho en otras palabras, una vez colocadas las tropas en el campo de batalla, el resultado está ya decidido.


La misma situación desde el otro lado, con el intento de envolvimiento macedonio en primer plano.


En este momento parecería que el bando griego debe tomar una decisión. O espera el embite persa desde un planteamiento defensivo, o avanza con toda la línea e intenta que la mayor calidad de sus tropas y un avance agresivo compense la mayor cantidad de efectivos enemigos.

Decantados por la primera opción, todo el centro de infantería pesada, y la caballería de la derecha griega avanzan de la forma más ordenada posible. Los hostigadores persas del centro reculan manteniendo la presión de sus armas arrojadizas sobre los piqueros macedonios.

La primera línea de la izquierda persa de caballería ligera también pretende desarrollar lo mejor posible su presión para estorbar e incordiar el avance griego de ese flanco de la forma más efectiva.


Y en esta última imagen para esta entrada, quisiera aprovechar para exponerla como un ejemplo de una de las conclusiones que más a menudo me encuentro en todo tipo de batallas de figuras con reglamento. Me explico.

Es muy común en partidas con los bandos equilibrados, y en las que el terreno no juega un papel especial, que se produzca a partir de la resolución de los primeros contactos lo que podríamos llamar un "efecto remolino".

Posiblemente provocado justamente por el equilibrio forzado entre ambos bandos, y por la imposibilidad de que cualquiera de ellos logre imponerse en ambos flancos, lo más normal y que más me encuentro en muchos casos de este tipo de enfrentamientos es que cada bando logra imponerse y presionar en uno de los lados, y apenas pueda contener al enemigo en el otro, produciendo una espiral en la dinámica de la batalla como podemos ver en este caso.

Siguiendo esta teoría, el bando que consigue mantener la presión y logra imponersse en su lado agresivo, y contrarresta lo mejor posible la presión contraria en el otro (su lado defensivo), será el que se lleve la victoria, normalmente, siempre que ninguna azarosa novedad venga a desequilibrar la situación de forma importante para uno de los bandos en uno u otro sentido, por supuesto.

Y aquí interrumpimos la reseña de esta entrada hasta la siguiente ocasión, que será más pronto que tarde.

martes, 30 de junio de 2020

Batalla de las Guerras Médicas II

Continuando con la reseña de la partida de las Guerras Médicas, repasaremos antes de proseguir, la disposición de las tropas, para una mejor comprensión de la batalla.


En esta imagen distinguimos los diferentes mandos de ambos ejércitos, desde el lado Sur del terreno, con los macedonios a la izquierda y los persas a la derecha.

Los macedonios, a la izquierda de la mesa, despliegan dos mandos de caballería a su derecha, en dos líneas, despliegan otro mando de infantería en el centro, manejando la infantería pesada con picas, que es el núcleo del ejército, el yunque, y despliegan finalmente otros dos mandos a su izquierda, en la parte superior de la imagen, con tropas variadas, mayormente infantería media. También en este flanco observamos en el extremo Norte, tras la colina, un destacamento de infantería ligera emboscado dispuesto a envolver por ese lado el flanco derecho persa cuando éste avance.

Está claro e indicado en la imagen, que el principal problema de los griegos es taponar el amplio espacio que tienen a su izquierda y que, mínimamente bien aprovechado por los persas, supondría un envolvimiento letal y definitivo.


Otra imagen del despliegue inicial esta vez desde el lado Norte del terreno, con los persas a la izquierda y los macedonios a la derecha.

Aquí podemos apreciar el detalle del flanco derecho persa, muy robusto. Estos dos mandos, integrados por tropas muy valiosas y potentes suponen un verdadero problema para los griegos y probablemente determinarán el resultado de la batalla, dependiendo de si son capaces de neutralizarlo o no.


Las primeras aproximaciones. Principalmente los persas, más confiados gracias a su superioridad numérica y a su línea más amplia, avanzan prácticamente en todo el frente. Sólo dejan atrás su infantería pesada, seguramente con la intención de que sean los griegos los que tengan que recorrer más espacio y por tanto lleguen más cansados al combate, y las levas, atendiendo el campamento.

Los macedonios, por su parte, inician un amago de envolvimiento por las alas. Si este primer movimiento les sale bien podrán plantearse otros ataques, y si no, al menos no habrán comprometido el grueso de sus fuerzas.


Por el flanco sur del campo de batalla, las primeras líneas de ambas caballerías se enzarzan en combate por dominar el flanco. Un poco más al Norte, la infantería ligera del centro persa avanza a distancia de disparo para hostigar a las picas griegas en su avance y, quién sabe si conseguir que lleguen disminuidas al contacto.


Imagen de una perspectiva general de los primeros compases de ambos ejércitos desde el flanco Sur. Se dibuja la línea de división entre ambos ejércitos.

La flecha central indica los lanzamientos de los hostigadores persas en el centro de la línea, disparando sobre las picas griegas sin apenas consecuencias.


Y en esta última imagen de la entrada de hoy, el flanco Norte de la batalla, con las cinco principales actuaciones persas en ese momento, y la respuesta griega.

Indicar que a los elefantes el terreno de arbustos del centro no les supone mayor problema ni al movimiento ni al combate, por eso pueden atraversarlo sin dificultades. Junto con los carros a su derecha, este avance del centro persa implica el primer problema grave de la jornada para los griegos.

Por su parte, los persas deben atender el amago de flanqueo desde la colina del Norte, en la parte inferior de la imagen, perpetrado por tropas medias y ligeras que no van a ser enemigos para la caballería del mando derecho destacada para combatirlas.

Y con esto damos por terminada esta entrada. En la siguiente continuaremos esta reseña de la que queda todavía mucho que contar.


lunes, 29 de junio de 2020

Batalla de las Guerras Médicas I

Ayer domingo hicimos en el club una excelente partida, de esas que uno recuerda con agrado por mucho tiempo.

Se trató de un enfrentamiento a 400 puntos entre un ejército persa tardío y un macedonio de las Guerras Médicas (490-449 a.C.).

La verdad es que la mesa quedó espectacular ya de buen principio, como podéis ver aquí en sendas imágenes desde ambos extremos:


Despliegue desde el Sur. A la izquierda, los macedonios, con su caballería a la derecha, un impresionante centro de picas y una derecha con el resto del ejército, un tutti-fruti de todas las tropas restantes para conformar el tercer mando. Como podéis ver, dada la mayor calidad de estas tropas, su línea es más corta que la de los persas, cosa que a la larga será determinante en la resolución de la partida.

A la derecha, los persas, que por el motivo que sea han desplegado de forma similar, con su caballería en el ala izquierda, un centro con la infantería pesada (un poco menos potente que su equivalente griego), y un mando lateral derecho con el resto del ejército, que en este caso incluyen dos elefantes bien protegidos con excelente infantería, algo de caballería de buena calidad, y cuatro temibles carros falcados. Detrás suyo, un remanente de levas de ínfima calidad que, para evitar males mayores van a dedicarse a proteger el campamento.


Despliegue desde el Norte. Vista del campo de batalla desde el otro extremo. Podemos ver perfectamente el mando derecho persa a la izquierda, bien destacado entre el campamento y la zona de arbustos a su frente, y detrás de la colina del extremo Norte un contingente de escaramuzadores griegos preparados para emboscar al enemigo por ese flanco.

Destaca el espacio libre que, debido a la diferencia de cantidad de tropas existente entre ambos ejércitos, los macedonios han tenido que dejar en su flanco izquierdo.


Una preciosa vista de los cuatro carros falcados persas y los dos elefantes al fondo, con todas las tropas que los protegen, caballería en el primer caso e infantería media en el segundo, formando el ala derecha persa.

Y antes de entrar en materia, dos bonitas imágenes de las líneas formadas por ambos ejércitos:


Perspectiva de la línea persa desde su extremo derecho.


Perspectiva de la línea macedónica desde su extremo derecho.


Y finalmente la línea persa desde su extremo izquierdo.

En la siguiente entrada comenzaremos a reseñar la primera parte de la batalla, donde veremos las aproximaciones de ambos ejércitos.

Un saludo a todos y hasta pronto.








lunes, 8 de junio de 2020

Batalla de Vimeiro con Hexs Basic Napoleonic


Hola de nuevo a tod@s. Espero que os encontréis bien de salud junto a todos los vuestros.

Después de un confinamiento más o menos angustioso, y ahora que quién más quién menos vamos retornando a la normalidad, qué mejor forma que celebrarlo que con una excelente partida napoleónica con figuritas bien pintadas y en buena compañía.

En esta ocasión pretendíamos recrear la batalla de Vimeiro de 1808 en la que, una vez más, el amigo Wellington derrotó en terreno portugués a los franceses.

Mi oponente es el amigo Joan C. que, sin haberse leído el reglamento, tuvo la osadía de ponerse al frente de sus aproximadamente 19.000 hombres a los que Junot apenas pudo oponer unos 13.000.

A pesar de ello, en esta ocasión hemos equilibrado ambas listas de ejército con evidentes intenciones de igualar las posibilidades para ambos bandos.

El mapa histórico es el siguiente…



Y el orden de batalla de ambos bandos, el siguiente…


Atención porque, por un inexplicable error de nuestro escribano, la unidad francesa número 11 debería de ser la 10. Afortunadamente este pequeño detalle no influyó en absoluto en la partida.

El reglamento a emplear será el Hexs Basic Napoleonic que por primera vez jugábamos con cartas a efectos de activar las unidades. Esta partida, por tanto, iba a servir también para probar esta modalidad que finalmente vamos a implementar de forma definitiva para este reglamento de factura propia.


El despliegue final desde el lado inglés. La unidad de infantería del centro derecha, al lado del general Hill, y sin distintivo de letra es la K de la lista de ejército inglesa. Las unidades de caballería portuguesa a la derecha de la imagen están representadas por húsares ingleses, ante la imposibilidad de disponer de las figuras adecuadas y tampoco tienen distintivo de letra específico.


El inicio de la batalla desde el bando francés, que cedió la iniciativa, a diferencia de la batalla histórica, al oponente inglés.

Las caballerías en el centro de la segunda línea son, respectivamente, Cazadores a Caballo a la izquierda, y Dragones a la derecha, unidades 9 y 11 de su orden de batalla, ambas sin distintivo, y a las órdenes del general Margaron. La reserva de Granaderos, bajo el mando directo de Lobau, se encuentra en el extremo derecho de la segunda línea, algo apartada.

El resto de unidades se encuentran convenientemente especificadas en el orden de batalla.


Para ver la partida vamos a emplear la perspectiva del jugador francés, como en la imagen anterior. En este caso, la batalla ya ha comenzado y se han realizado los primeros movimientos de tropas y las primeras aproximaciones por ambos bandos.

El francés pretende envolver los flancos enemigos, avanzando sus mejores unidades por ambos extremos, las élites de infantería ligera por la izquierda, y los granaderos por la derecha, aprovechando la cobertura del bosque.

En respuesta, el inglés ha avanzado prácticamente toda su línea derivando ligeramente hacia su izquierda, y destacando a su rápida caballería ligera portuguesa por la derecha para bloquear ese flanco, muy amenazado por la división de Loison. En su apoyo, más retrasada, la artillería principal inglesa sigue el curso del río en su seguimiento.


Primeros contactos. Igual que en la batalla histórica, el francés realiza inicialmente una finta por su izquierda, en este caso con su excelente infantería ligera contra la bisoña caballería portuguesa. Afortunadamente para ellos, el resto del ala derecha inglesa se encuentra en línea, apoyando la acción por su izquierda y evitando que se puedan producir espacios sin cubrir.



Pues bien, e igual que en la batalla histórica, el ataque es rechazado, sorprendentemente no sólo la caballería portuguesa ha vencido, con grandes pérdidas y el importante apoyo de la famosa unidad K de la infantería inglesa, sino que la infantería de élite francesa (unidades 5 y 6), ha tenido que retroceder vencida para reorganizarse detrás de la colina de ese flanco.


Deshecho el primer impulso francés por la izquierda, se ordena un segundo asalto con el resto de la división de Loison, en este caso, la infantería conscripta que, a falta de nada mejor, deberá esperar el apoyo de la caballería a su espalda.

En el centro y por la derecha, la situación está estable y no se registran movimientos ni combates de relevancia.



Y una vez más, igual que en la batalla histórica, la infantería francesa es incapaz de asaltar con éxito la derecha inglesa, por lo que se impone que sea la caballería francesa la que haga un último intento en este flanco, con el apoyo de la artillería de Loison.

Lamentablemente, dada la importante tensión de este ataque y el evidente peligro que había para nuestro retratista en este flanco, no disponemos de imágenes de este esfuerzo final que, igual que los anteriores, fue incapaz de penetrar la delgada línea roja a su frente.


Llegados a este momento, podemos ver la izquierda francesa prácticamente desbaratada y el centro también muy castigado por un ataque que finalmente el centro inglés ha decidido llevar a cabo ante el evidente empeoramiento de la situación en el lado francés.

Tampoco los Granaderos franceses han tenido ningún éxito significativo en el bosque de la derecha, así que deciden probar una intentona final por ese lado.


Como era de esperar, frente a tropas mucho más numerosas apoyadas por artillería, los Granaderos se retiran con graves pérdidas.


Y el resto del dispositivo francés apenas puede replegarse alrededor de su artillería para esperar el embate final inglés que, desde dos direcciones, termina poniendo punto final a la batalla.


Afortunadamente, la falta de caballería inglesa permite a los franceses retirarse con la artillería y no sufrir la persecución de los justos vencedores de la jornada.

Exponer aquí, como comentario final, mis felicitaciones al general inglés que, como he mencionado antes sin apenas conocer el reglamento, no sólo tuvo una actuación muy inteligente y valiente sino que supo resolver como pocos especialmente las primeras embestidas imperiales y los problemas que durante toda la partida tuvimos con un reglamento a medio terminar.

Una muy justa victoria inglesa y una vergonzosa derrota francesa que será vengada a la próxima ocasión que sin duda tendrá lugar más pronto que tarde.

Un saludo a tod@s y hasta la próxima entrada.




lunes, 6 de enero de 2020

Partida de UBoot. Lobos de la Kriegsmarine.

Hola a todos.

Después de un mes sabático y con las energías renovadas por el nuevo año, pasamos a mostraros una de las últimas partidas de finales del año pasado, del magnífico juego Uboot, Lobos de la Kriegsmarine.

Difícil poder reseñar un juego tan excelente como este, y del que la mayoría habréis oído hablar. Con aplicación de apoyo para resolver las partidas, uno de los mejores juegos que actualmente se pueden disfrutar en nuestro país.


Aquí podéis ver la mesa preparada para la patrulla atlántica, desde diferentes puntos de vista.



Y aquí los marineros que participaron, a la derecha, el amigo Ricard como Navegante, y frente suyo, el Primer Oficial, el amigo David. A su izquierda, el Mecánico-Ingeniero, el amigo Javier.


Y aquí nuestro mecánico en pleno proceso de reparacion de la nave.


En definitiva, una partida excelente y muy divertida en la que, lamentablemente, no pudimos hundir muchos barcos enemigos por diferentes vicisitudes a las que tuvimos que enfrentarnos, la falta de experiencia de la tripulación la primera, cosa normal en estas partidas iniciales.

Hasta la próxima entrada, y que tengáis todos un feliz año 2020.